Deportivo Pasto, 63 años de Historia

LOS INICIOS Y LA FUNDACIÓN

El 12 de Octubre de 1949 el dirigente y periodista Miguel Humberto López 'Milachel', junto a varias personas de la ciudad y gracias al apoyo de la empresa cervecera Bavaria se dio inicio al Club Deportivo Pasto.

Una ves constituido el club, los primeros partidos se disputaron en el estadio perteneciente a la Compañía de Jesús, pero especialmente en el estadio Libertad recientemente fundado por el General Rojas Pinilla.

Tan sólo un año después, en 1950, el Deportivo Pasto se alzaba con su primer título al obtener el campeonato municipal. Esa primera nómina estuvo integrada por Carlos Villota, Román Santacruz, Luis Argote, Carlos Mosquera, Gonzalo Narváez, José Cabrera, Guillermo "el mullo" Torres, Segundo Onofre, Claudio Silva, Edmundo Jiménez, Segundo Silva, Julio Villalba, Luis Gonzaga Benavides y Eduardo Delgado Ordóñez. Este último ha sido, según quienes lo vieron en la cancha, uno de los mejores jugadores de la era amateur del Deportivo Pasto. "Ese no se repite", afirmaba 'Milachel'.

En las décadas de los 50s y 60s el Deportivo Pasto participo en una categoría semiprofesional; que presento a muchos de los jugadores que participaron con la Selección Nariño en los juegos nacionales, se vio la llegada de jugadores extranjeros al equipo y algunos de los jugadores llegaron a vestir las camisetas de equipos profesionales, como América y Millonarios.

En el Año 1977, la Gobernación de Nariño mediante resolución, reconoce al club Deportivo Pasto como entidad deportiva organizada otorgándole su personería jurídica logrando así dar un paso importante como club de fútbol en Colombia.


EL CLAN DE LOS “FECULINES”*

En el año de 1987, sube a la presidencia del Deportivo Pasto Don Gerardo Benavides, que según sus palabras cuenta, que en 1987 en principio por iniciativa del clan de los “feculines” entre ellos José y Ricardo Rosero, “la Curiquinga” Delgado, Fernando Rodríguez (q.e.p.d), lo mismo que Aníbal Jiménez, Jaime Miranda, y toda la “gallada” de jugadores y aficionados residentes en los barrios surorientales quienes conformaban en ese entonces el Deportivo Pasto, se comienza a madurar la idea de inscribir al equipo en el campeonato nacional de la primera C.

Con el corazón y el deseo de un puñado de pastusos apasionados por el fútbol, se inició un trabajo arduo durante los años 88 y 89 en los cuales lentamente se fue estructurando la idea y reuniendo los requisitos para incorporarse al torneo.

“Al principio empezamos sin un peso, sin uniforme, sin guayos, sin balones para el entrenamiento, sin dinero para las gaseosas en el intermedio de los partidos. Todo era heroísmo y los más optimistas nos decían -presten la plata y luego se devuelven de las taquillas-. Hasta ahora estamos esperando el taquillazo que nunca llegó”. Don Gerardo Benavidez

Para darle seriedad al asunto y constituir legalmente el Club, el primer paso era establecer la Junta Directiva. Ese primer órgano rector estuvo constituido por Oswaldo Palacios (q.e.p.d.), como presidente; Marcial Rodríguez Mera, vicepresidente; Jaime Narváez, tesorero; Bernardo Díaz, delegado; Fernando Rodríguez (q.e.p.d.), fiscal y Antonio Palacios como secretario.

A la fecha Don Gerardo se había convertido en patrocinador y mayor accionista del Club, y a la vez se desempeñaba como asistente del director técnico. Los primeros patrocinadores del Pasto fueron el Depósito de Drogas de Nariño -DEDRONAR-, gerenciado por Isidoro Campos, otro entusiasta que fue definitivo a la hora de ayudar a solventar las necesidades del equipo. Otra empresa dispuesta y desinteresada, que creyó desde el principio y se puso a disposición, fue la Cooperativa de Militares Retirados.

El Deportivo Pasto inició la senda con un total de 135 asociados, entre los que se contaban los jugadores y sus familiares, los directivos y uno que otro aficionado. La cuota mensual para el sostenimiento del equipo era de diez mil pesos. Al final, de esos 135 socios iniciales no quedaban sino 35 y las cosas se complicaban, pues los gastos no daban espera. En esa primera crisis muchos tiraron la toalla, sin embargo había que seguir.

Uno de los primeros directores técnicos que se recuerdan es el señor Augusto Rangel, que tenía unos honorarios mensuales de cien mil pesos. A mediados del año 90’ renunció por falta de pago. En su reemplazo, por solicitud de los mismos jugadores, se ascendió como director técnico al jugador Aníbal Jiménez (q.e.p.d.).

Un total de 25 jugadores integraron la primera plantilla del equipo. Con la precaria situación económica de ese entonces no había forma de hablar de sueldos y menos de contratos laborales. Los jugadores simplemente firmaron la planilla de inscripción y sus derechos deportivos.

A principios de 1990 el Deportivo Pasto había logrado reunir todos los requisitos exigidos por la DIFÚTBOL para participar en el Campeonato Nacional de Segunda División Categoría C, Zona Sur Occidental. Todavía se recuerda la caravana que se organizó cuando se conoció extraoficialmente la programación del torneo, en la cual estaba incluido nuestro equipo. Alegría que duró muy poco, pues a los tres días llegó la comunicación oficial que incluía todo el reglamento y otras disposiciones, entre las cuales se destaca el capítulo de deberes de los participantes, en especial el artículo que mencionaba lo siguiente:

“El Club Deportivo Pasto, cuya sede está en la ciudad capital del Departamento de Nariño, dadas las condiciones de las distancias desfavorables para los equipos del centro del Valle y del Departamento del Cauca, está obligado a cancelar viáticos y estadía para 20 personas en dos días”.

Era el método perfecto para sacarnos de competencia sin haber jugado un solo partido. El asunto parecía irreversible pues obedecía a una asamblea de la DIFÚTBOL a la cual fueron citados los equipos participantes en el torneo. Extrañamente sólo hubo un equipo que no fue invitado: el Deportivo Pasto. La historia de desagravios y exclusiones en contra del pueblo nariñense una vez más se repetía y en esta ocasión era a través del fútbol.

Fue un paso abrupto de la felicidad a la frustración. “En ese momento habían muerto las ilusiones de participar en el torneo nacional. Con las circunstancias económicas que se vivían, la exigencia era imposible de cumplir”. Al día siguiente, el corrillo ya se había formado en toda la ciudad y comenzó a gestarse una verdadera movilización social para defender la participación del equipo en el torneo.

Se inicio una avanzada a nivel nacional que incluyó conversaciones incluso con el presidente de la República, César Gaviria y varios de sus ministros. La gestión rindió sus frutos y se anunció la exoneración de la responsabilidad. Mientras tanto en Cali los equipos del Cauca y del Valle del Cauca se mantenían intransigentes e incluso amenazaron con retirarse si participaba el Deportivo Pasto. Se había conformado un bloque contra los pastusos, el cual sólo dio su brazo a torcer cuando América de Cali anunció su participación. Esta actitud hizo que los equipos restantes tuvieran que acoger obligadamente las nuevas disposiciones.

Era el peso de la historia el que se hacía presente. De allí en adelante nada detendría al Deportivo Pasto en su intención de lograr el sueño de algún día jugar en el profesionalismo.

Luego vinieron los primeros partidos en calidad de local. La boleta costaba quinientos pesos y en promedio asistían cerca de quinientas personas. La mayoría de las taquillas no pasaban de doscientos cincuenta mil pesos. De estos había que restar el pago a los taquilleros, a los árbitros que venían para el partido y otros varios.

Años después, varios de estos jugadores regresaron a sus lugares de origen, en su mayoría a Tumaco. De toda esta camada de jugadores, del único que se vendieron los derechos deportivos fue de José Luis “el Pichón” Segura, al Deportes Tolima por un valor de cuatrocientos mil pesos.

El primer partido en categoría C, se jugó el domingo 5 de mayo de 1990, a las 3:30 de la tarde en el Estadio Salustiano Reyes de la población de Pradera, Valle. En esa ocasión el Deportivo Pasto fue derrotado 1-0 por el Club Deportivo Monterrey.

En diciembre de 1991, en el estadio Mauro López, Don Gerardo Benavides en presencia de dos cronistas deportivos, hizo entrega oficial de su cargo luego de cinco años de servicio. Ese mismo año recibió de parte de la Asociación Colombiana de Redactores Deportivos -ACORD-, una placa que lo acreditaba como el dirigente deportivo del año.

El Deportivo Pasto vistió los colores del equipo peruano Sport Boys, que visito a la ciudad en la década del 40 gracias a Miguel Humberto López 'Milachel'. El rosado y el negro simbolizaron al Deportivo Pasto hasta el año de 1995.


EL CAMINO AL PROFESIONALISMO

En el año de 1995, El Deportivo Pasto dirigido por Carlos "Tribilín" Valencia conformado por jugadores juveniles de la región se coronó campeón de la zona Suroccidental del torneo de la primera C, y pese a no ganar el campeonato, logro llamar la atención de la región para luego tiempo después, con la gestión política de un hincha e integrante de una de las primeras barras Antonio Navarro Wolff y de algunos de los dirigentes nariñenses residentes en Bogotá, se conseguiría que el Deportivo Pasto sea ascendido a la segunda división.

El martes 8 de diciembre de 1998, En la tarde de este día festivo, bajo la dirección técnica de Félix Valverde Quiñónez, El Deportivo Pasto con un Estadio a reventar, empezó el partido mas importante de su historia hasta entonces, Deportivo Pasto enfrento a Itagüí en el libertad y con un gol de Carlos Rendón se puso a ganar, luego fue Herly Alcázar quien puso el dos por cero. Al final El deportivo Pasto derroto 2-1 a Itagüí y faltando una fecha para el termino el campeonato el Deportivo Pasto se consagró campeón del fútbol profesional colombiano en la categoría B, lo que significo el ascenso al primera. "!Campeón, Pasto, campeón¡" se escucho en toda la ciudad. Casi medio siglo después de se fundación el Súper Depor, se convierte en un equipo de primera.

Ese día, fecha en la que se celebra la fiesta de la inmaculada Concepción, se transformaría en un día de carnaval, el triunfo contra en Itagüí y con la ayuda del Deportivo Pereira que le ganó al Real Cartagena, único equipo que tenia opciones en el campeonato, el equipo conformado por Julio Romaña, John Viafara, Eugenio Moreno, John Obregón, Carlos García, César Zape, Herly Alcázar, Yesid Riascos, Carlos Rendón, John Charria y Polisman Rivera fueron la base del equipo campeón.



1999-2001: LOS PRIMEROS AÑOS EN PRIMERA

El debut histórico del Deportivo Pasto en primera división se produjo el 18 de febrero de 1999 en el Libertad, ante el Bucaramanga, en un partido que terminó 1-1. Ese día jugaron López, Gallego, Viáfara, Ocampo, Rivera, Riascos, Castro, Rendón, J. Angulo, L. Angulo (Charria) y Alcíbar (Arizala). El gol lo marcó Charria a los 79 minutos.

El primer año se marcó por una hinchada que apoyó incesantemente a su equipo, que a pesar de su reducida nómina logró retribuir esa confianza logrando el pase a las finales en su primera experiencia en la élite del fútbol colombiano. El equipo nariñense tuvo la oportunidad de mostrarse a nivel nacional e incluso logró imponerse como puntero de la tabla de posiciones en alguna parte del campeonato. El equipo que marcó el inicio estuvo dirigido por Félix Valverde Quiñones y jugadores como Jorge "La Brocha" Vidal, John Viáfara, Carlos Castro, John Charria, Yesid Riascos, Julio César Tobar, Carlos Rendón e Iván Darío Restrepo entre otros.

Los dos años siguientes no fueron los mejores para el equipo, se cambiaron técnicos y las nóminas en su totalidad. En el 2002 estuvieron en el banquillo Carlos “El Piscis” Restrepo, Jairo Enriquez, interinamente y de nuevo Valverde con un total de 42 jugadores nuevos en todo el año. El brasileño Marció Dos Santos, fue el primer extranjero en la etapa profesional del club pero no llegó a figurar. Al final el equipo terminó en el puesto 14 de 16 en el campeonato.

El 2001 fue un año angustiante pues la posibilidad de descender estuvo presente. Hugo Castaño y sus tres refuerzos brasileños (Clodoaldo Paulino De Lima, Leandro Ricardo Vieira y Paulo César Da Silva) fracasaron y fue el técnico nariñenese Jairo Enríquez quien tuvo que volver a tomar el equipo para mantener la categoría contando con la vuelta al equipo Carlos Rendón y John Charria.


2002: LA PRIMERA FINAL

El año 2002 significaría para el Deportivo Pasto el regreso a sus glorias de antaño. Un inspirado equipo dirigido por el vallecaucano Néstor Otero quien tomó al conjunto cuando transcurría la quinta fecha del primer semestre del año, dio la sorpresa el semestre siguiente, cuando la misma base nominal conformada por Oscar 'La Moña' Galvis, Oscar Upegúí, Carlos Salazar y Walter Escobar, reforzada por algunos jugadores importantes como Jairo "El Viejo" Patiño, Dúmar Rueda y Pablo "El Mono" Jaramillo consiguiera un rendimiento excepcional que le llevaría al segundo lugar de la tabla de reclasificación y la clasificación anticipada de 6 fechas a los cuadrangulares semifinales de la Copa Mustang II.

En finales el Súper Depor, venció en su grupo al América de Cali que venía de ser campeón en el primer torneo, a Atlético Nacional que fue uno de los líderes en el todos contra todos y a un siempre difícil Unión Magdalena, logrando el pase a la final con una fecha de de anticipación. En la gran final enfrentó al Deportivo Independiente Medellín que tenía en sus filas a un inspirado Mauricio Molina que le dio el titulo a su equipo 45 años después de lograrlo por última vez.


COPA SUDAMERICANA - LA PRIMERA PARTICIPACIÓN INTERNACIONAL

Luego de una buena presentación en el año 2002, el Deportivo Pasto se quedo con uno de los cupos a la Copa Nissan Sudamericana, evento internacional de clubes en el que el equipo nariñense participó en el 2003.

Ese año tras una pésima actuación en el apertura, daría pie a la salida de la dirección técnica de Néstor Otero. Para el siguiente semestre la primera participación del Deportivo Pasto en la Copa Sudamericana terminó rápidamente, en primera ronda, ante Atlético Nacional. El 6 de Agosto del 2003, el equipo ya en manos de Miguel Augusto Prince empato en el Libertad a cero y luego, el 20 de agosto, se jugo el partido de vuelta en el Atanasio Girardot, Leonardo Enciso abrió la cuenta para Pasto, al minuto nueve. Pero Aquivaldo Mosquera (36) y Elkin Calle (46), sentenciaron la eliminación pastusa de su primer torneo internacional. Pese a la temprana eliminación en el torneo internacional el equipo pudo clasificar a semifinales del campeonato local donde solo pudo ganar un solo partido.

En el año 2004, el equipo de Prince, con los brasileños Rogerio Da Silva, Marcio Rodríguez Cruz, la vuelta al equipo de hombres importantes como Vidal, Orejuela, Rendón y Restrepo además del surgimiento de jugadores de inferiores como Enríquez, Lora y Rosero se mostró un poderío como local y se clasifico a semifinales donde se estuvo a un punto de clasificar a la final, pese a no ser el favorito del grupo donde estaban Nacional, América y Junior. Se le gano a Nacional en los dos encuentros se empato en Barranquilla y se goleo al América 4-0 en el Libertad. Todo hacia pensar en una nueva final para el equipo pero en el último partido del cuadrangular, necesitando solo un empate como local se perdió ante el colero del grupo, el Junior de Barranquilla por 0-1. Marcio Cruz tuvo la oportunidad de empatar el encuentro con una pena máxima pero la desperdicio aguando la fiesta que se tenia armada en el Libertad.

En el torneo Finalización se cambiarían los papeles y el equipo terminaría en los últimos lugares, el cambio de técnico por Carlos Navarrete y de muchos jugadores cuestionados por el anterior campeonato hicieron decaer al equipo y no se consiguieron los resultados. El 2005 no fue diferente para el Deportivo Pasto, el regreso de Otero, Rebolledo y Cano no mejoraron las cosas y el equipo quedo eliminado de las finales por gol diferencia. En el finalización a pesar de reforzar el equipo con la llegada de el Chileno Mauricio Dinamarca de aceptable rendimiento, Agudelo, Arizala, Araujo y Carmelo Valencia el equipo permaneció en posiciones intermedias lo que hizo que se presentara un divorcio entre la Junta Directiva y la afición, lo cual llevó al retiro de la presidencia a Eudoro Dueñas Martínez tras seis años en el cargo..


EL SUPER DEPOR SE CONSAGRA EN PRIMERA

300px-Star .svg

En diciembre del 2005, Servio Tulio Salazar accedió a la presidencia del club. Comenzaba así la mejor época para la historia del Deportivo Pasto. Al mismo tiempo, se imponía una nueva necesidad: lograr triunfos importantes en para devolver a la afición que había permanecido ausente tras los escuetos resultados deportivos de los años anteriores.

Para el campeonato del 2006,se llamo a la dirección técnica al argentino Óscar Héctor Quintabani quien había dirigido anteriormente al Cortulua, Deportivo Cali y la Liga de Quito de Ecuador. Se trajo al paraguayo Carlos Villagra (ex Oriente Petrolero), al argentino Hugo Pablo Centurión (ex Newell’s y Libertad de Paraguay), Carlos Rodas (ex Cortulúa y Once Caldas), Harnol Palacios, Carlos Barahona entre otros y se le dio la oportunidad a los jugadores nariñenses. Ariel Sevillano, Bryan Maya, Alex del Castillo, René Rosero, Walden Vargas y Jorge Vidal fueron el aporte local al equipo que se volvería leyenda. Pese a todo el equipo no la tuvo fácil para clasificar, llego a la última fecha del todos contra todos con la necesidad de otros resultados y una victoria en Cartagena. La derrota del América en Medellín, ante el Atlético Nacional por 6-0 y la del Quindío 1-0 en Bucaramanga le darían el pase al tricolor a los cuadrangulares tras lograr un contundente 3-0 en la heroica, terminando así en el octavo lugar con 27 puntos y una buena diferencia de gol.

El Súper Depor se enfrento a Cúcuta, Nacional y Millonarios por el grupo B de los cuadrangulares finales. Se empezó ganando en el Libertad al Atlético Nacional 2-1, después se visito a Cúcuta ganando 1-0, con Millonarios se empato en casa y se perdió 2-0 en el Campin, Cúcuta se puso primero en el grupo y se lo enfrentaba en el partido siguiente, 2-0 fue el marcador final y un empate en el partido final pondría al Súper Depor en la final, que con un contundente 1-3 a favor de Deportivo Pasto en el Atanasio dio el paso al a segunda final que enfrentaría al Deportivo Cali vencedor en el grupo A.

El partido final de ida se Jugo contra el Deportivo Cali, a quien se derrotó por primera vez en su historia en el Pascual Guerrero, con un golazo de el paraguayo Carlos Villagra. Después, en el partido de vuelta el el Libertad, el gol de Jorge Vidal al minuto 59, hizo estallar el estadio y a toda la ciudad, al final Tapia (78) de tiro libre pondría el empate, sin embargó el Súper Depor levanto la copa con un global de 2-1.

Así, el 25 de Junio de 2006, el equipo nariñense conquistó el primer título profesional, dándole la primera gran alegría a la hinchada nariñense. Ese día jugaron Barahona, Sevillano, Vargas, Palacios, (Rojas,m.11), Arizala; Vidal, Rebolledo, Rosero, Villamil (Centurión, m.77); Maya(Rodas, m.11), y Villagra (13 goles en el apertura)

En el torneo finalización, pese a la salida del profesor Quintabani debido a algunas dificultades en la parte administrativa, El deportivo Pasto con Santiago Escobar al mando del equipo se clasificaría a las semifinales logrando un regular paso en el grupo donde enfrentó a Atlético Nacional, Chico y Deportes Tolima (equipo que ganaría el cuadrangular). Al finalizar el torneo el equipo tendría varios desvinculados como el profe Escobar, el goleador Villagra, el argentino Centurión, los defensores Harnol Palacios, Robinson Rojas, y el volante Alex del Castillo.

El gran año del campeonato le dio al Deportivo Pasto el pase directo al máximo torneo continental, la Copa Libertadores de América. Las directivas no fueron capaces de sobrellevar el reto y los malas decisiones llevaron al equipo a una penosa presentación. La llegada de Alvaro de Jésus al banquillo y la baja calidad de los refuerzos para suplir la salida de jugadores importantes no solamente le dejaron fuera de la Copa en primera ronda si no también sin opciones en el campeonato local.

El Deportivo Pasto estuvo en el grupo 8, con Santos de Brasil (semifinalista de la competición), Gimnasia y Esgrima de la Plata de Argentina y Defensor Sporting de Uruguay (tercer club del año 2007, según la CONMEBOL). El 21 de febrero de 2007 el Deportivo Pasto recibió por primera ves en su historia a un equipo extranjero por competencias oficiales, el partido termino 0-1 a favor del conjunto brasilero con gol del chileno Claudio Maldonado. El 6 de Marzo el Deportivo Pasto salía por primera vez de Colombia a Disputar un certamen Internacional, el resultado fue 3-2 a favor de Gimnasia en la Argentina, para el Pasto marcaron Carlos Rodas y Luis Omar Valencia, después el Deportivo Pasto perdió todos sus encuentros 1-2 ( Carlos Rodas) y 3-0 frente al Sporting, 0-2 contra Gimnasia y finalmente 3-0 en Brasil frente al Santos (Gano todos los partidos del grupo).


EL SUPERDEPOR BAJA A SEGUNDA

La suma de las campañas 2007,2008 y 2009 no fueron suficientes y llevaron al Deportivo Pasto al descenso en el año 2009.

En el 2007, tras un un mal primer semestre llegaría nuevamente Prince al banco pastuso. Llegaron los paraguayos Germán Centurión y Arnaldo Alonso y con un inspirado Carlos Daniel Hidalgo que se marcharía a España a la Segunda división al Sporting de Gijón después de salir goleador con el equipo con 13 goles en este torneo se llego a la semifinales perdiendo la pulzada rumbo a la final con La Equidad equipo con el cual perdió los dos partidos que disputo.

La temporada 2008 y el torneo apertura 2009 serían los más desafortunados para el equipo. La llegada a la directiva de Oscar Casabón fue de devastadora. Los malos manejos administrativos, las pobres contrataciones de técnicos y jugadores hicieron que el equipo terminara antepenúltimo en los tres campeonatos seguidos alcanzando posiciones de descenso. Jorge Bermúdez y Bernando Redín fueron las apuestas desafortunadas de la directiva para el banquillo y la llegada de jugadores veteranos como David Montoya, Víctor Danilo Pacheco, El "fantasma" Ballesteros o Néstor Salazar con muy bajo rendimiento.

Jorge Bernal reemplazó a Redin en la dirección técnica en mayo del 2009y se le dio continuidad para el segundo torneo. Iván Erazo llegó a la presidencia y con ello la esperanza de un cambió en el equipo que se vio reflejada en la hinchada que acompaño al equipo masivamente. Los Centurión (Germán y Hugo), Hidalgo, Rebolledo, Del Castillo, René, Walden e Hidalgo fueron los valuertes del equipo del profe Bernal. Los resultados se estaban dando, el equipo era uno de los punteros en el campeonato y avanzaba en la Copa Colombia con éxito pero todo se vio opacado por las malas actuaciones arbitrales e injustas decisiones de los comités de disciplina que terminaron con el descenso del equipo. La perdida de puntos ante Cartagena en un partido que ganaba hasta el minuto 91 con gol de Hidalgo antes de que el arbitro Ruiz y el asistente Gallego suspendieran el juego por una supuesta agresión desde la tribuna acabó con el ímpetu del equipo que no pudo levantar y termino perdiendo la categoría. Pese a todo el equipo pudo sumar una nueva final en su palmares alcanzando el subcampeonato de la Copa Postobon 2009 perdiendo ante Santa Fe por penales.


2010-2015

Tras dos años en segunda el equipo pudo volver a primera división de la mano de Flabio Torres, el pupilo de Jorge Bernal que estuvo a punto de devolvernos un año antes armo un equipo de leyenda que se apoyo con la experiencia de René Rosero, Carlos Hidalgo, Hugo Pablo Centirión y Carlos Villagra para salir campeón en la segunda parte del torneo de ascenso y ganar por penales el pase a primera ante Patriotas en un emotivo partido jugado en el Libertad en noviembre del 2011.

La continuidad de la base de ese equipo campeón, contando con los nuevos ídolos. José Cuadrado, Gilberto García, Víctor Zapata y Mauricio Mina. Hizo que en primera se continuara con dos años de grandeza logrando un sub-campeonato en primera, uno en Copa y la participación en un nuevo torneo internacional en el 2013 en Copa Sudamericana logrando acceder hasta la tercera ronda venciendo a un grande de América como el Colo Colo de Chile. .

Todo lo logrado en esos años se vino abajo desde la dirigencia del equipo, Erazo abandono el cargo tras cinco años en el equipo. Los problemas económicos eran insostenibles y nada más que el recuerdo de esas logros quedaron en las arcas del tricolor. Hoy nuevamente tendrá que luchar para salir de abajo y mantener la categoría.




!Vamos Pasto, Carajo!